Mas Diseños Web © Pixelearte.com - Sep 5 2014!

Cáncer de Testículo

El cáncer de testículo es el tipo de tumor maligno entre los hombres jóvenes de entre 15 y 40 años aunque puede aparecer a cualquier edad, son diagnosticados con esta enfermedad entre 8000 y 9000 varones en estados unidos cada año.


El cáncer de testículo tiene una de las tasas de curación mas altas de todos los tipos de cáncer, por encima del 90 % y prácticamente del 100 % si no se ha extendido, incluso en los casos en donde se ha extendido ampliamente, la quimioterapia puede curar completamente al menos a la mitad de los casos.
En México se tiene una de las tasas mas altas de cáncer de testículo , por lo cual se busca generar conciencia entre los adulstos jóvenes para que se exploren y sean detectados en etapas tempranas.
La gran mayoría de los casos de cáncer de testículo es detectado por el propio paciente. No produce síntomas generales que puedan hacer sospechar de un problema médico, como fiebre o dolor. Dado que el cáncer de testículo es curable cuando se detecta precozmente, los expertos recomiendan la realización mensual de la autoexploración testicular tras una ducha caliente, cuando el escroto está más relajado.
El varón debe examinar suavemente cada testículo palpando en busca de bultos duros y luego comparar ambos.

Los síntomas incluyen:

• Un pequeño bulto fijo en el propio testículo, generalmente indoloro
• pequeño dolor o pesadez en un testículo (sin haber recibido ningún golpe reciente)
• una repentina acumulación de fluido en el escroto
• Ligero agrandamiento o molestias en los pezones o en los pechos
• dolor sordo en el bajo vientre o la ingle
• aumento o disminución significativos del tamaño de un testículo

Cualquiera de esos síntomas debería ser consultado con el médico de familia, el cual valorará la importancia de los síntomas e indicará si es preciso realizar estudios complementarios o si es necesario acudir al urólogo u otro especialista. El cáncer de testículo es uno de los más curables de todos si se detecta pronto. El diagnóstico del cáncer de testículo se realiza mediante ultrasonidos con una ecografía de los testículos, y si lo hay, su extensión por rayos X y TAC. En caso de un diagnóstico dudoso, la ecografía debería ser realizada antes de 2 semanas. Además en un análisis de sangre se miden los marcadores tumorales específicos AFP, GCH-β, (y LDH) que proporcionan mayor evidencia sobre el tipo de tumor y su extensión. Lance Armstrong ganador el tour de Francia y Arjeen Robben son supervivientes famosos del cáncer de testículo.